Este blog se acaba, nos hemos cambiado a Nosoytanoriginal.com

Tengo unas noticias que compartir: ¡me he cambiado a mi propia web: nosoytanoriginal.com!

Venid a verme y suscribiros para recibir todos los nuevos artículos.

¡Muchas gracias y hasta pronto!

Actualización 05/01/2015: he cerrado la web nosoytanoriginal.com. Cualquier actualización se hará en este blog. Gracias y feliz año.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

¡Noticias frescas!

Después de mucho tiempo en silencio tengo una buena noticia, ¡ya tengo mi propia página web! Y se llama:

www.nosoytanoriginal.com

Venid a verme. Espero vuestra visita y vuestros comentarios por allí muy pronto.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Cómo conseguir que todo el mundo te trate muy bien

Hablando hace poco con una amiga que a menudo es malhumorada y respondona, le hice la siguiente preguna: ¿cómo preferirías ser tratada, como los demás te tratan a tí, o cómo tú les tratas a ellos? Tras una pausa, me respondió de malas maneras (cómo si no), recriminándome que mi opinión sobre ella no era muy acertada.

No estoy diciendo que yo sea perfecta y sé que fui un poco borde. Tengo tantos defectos como cualquier otra persona. Sin embargo, es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en la propia y también es más fácil aprender  de los errores ajenos, que no duelen que de los propios, que sí. Y si quieres lograr cosas que nunca creiste posibles, pensar en los otros antes que en tí y en cómo te gustaría ser tratado si fueras ellos te traerá tremendos beneficios.

Aquí os expongo seis ejemplos de cómo pequeños cambios en tu actitud lograrán tremendas mejoras en la de los demás hacia tí.

1._Trata a los demás con tanto respeto como a quien más respetes. Trata a los ancianos que se montan en el transporte público como quieres que otra gente trate a tus abuelos. Trata a la gente en hostelería/tranporte/la Administración con cortesía. Trata a la gente de usted. Desea buenos días/tardes/noches, pide las cosas por favor, ofrece una sonrisa y da las gracias. No hables por el móvil mientras te están atendiendo.

2._Mira a la gente a los ojos. Hay pocas formas tan efectivas para maltratar a alguien como no mirarles mientras te hablan. Eso hace sentir a la persona que se dirige a tí que no es digna.

Piensa en la gente que pide dinero en la calle o que ofrece La Farola. Imagínate lo que debe ser estar de pie tantas horas al día, haga frío o calor, dirigiéndote a cientros de personas que ni te miran. Que no aceptan que estés ahí y que desearían que estuvieras en otro sitio para no molestarles ni a a ellos ni a sus conciencias. Si no quieres darles nada, con una mirada directa y un “No, gracias” habrás consiguido el mismo efecto pero habras dejado de tratarles de forma cruel.

3._Tu tiempo no es más importante que el de los demás. No eres el único en el atasco así que deje la bocina en paz. La cola del supermercado no es culpa de los demás ni de la cajera, así que no expreses tu frustración maldiciendo en voz baja (ni alta). No te cueles en las colas, deja salir antes de entrar, no mandes emails inútiles…

En resumen, sé cortés y agradece, de palabra o de forma escrita el tiempo que te han dedicado. Y dile a tu madre lo buena que esta la comida/cena/merienda mientras aún la estás disfrutando.

4._Tu estado de ánimo lo estableces tú. Si siempre te estás quejando de todo lo malo que tienes o que te pasa pero no agradeces lo bueno, cómo esperas ser feliz o estar sano. Tu mente tiende a ir hacia lo que más piensas. Si sólo piensas en cosas malas, no sólo las verás más grandes de lo que son, sino que las atraerás hacia ti. Si crees estar siempre enfermo, feo, gordo o solo, lo estarás. Ser negativo afecta también a quienes te rodean, alejándolos de ti.

Si decides empezar a pensar en positivo, verás cómo cada vez hay más cosas buenas en tu vida, más gente alegre, más y mejores amigos. Repítete lo bien que está, lo guapo que eres, lo bien que te lo pasas y lo saludable que te sientes a menudo.

5._Ten confinaza en tí mismo. Al principio, si no la tienes ya, esto es un poco complicado. Es importantísimo que encuentres cosas de tí que te gusten y que te hagan especial. Resalta lo bueno y olvídate de lo malo. Nadie es perfecto, pero verás que la gente más confiada parece más alta, más guapa y más lista. Si crees que tú puedes, podrás. Si crees que te lo mereces, te lo merecerás.

6._Pide ayuda. La mejor forma de que alguien se sienta útil y valorado es solicitar su ayuda. Empieza con un “Buenos días, tengo un problema que no sé solicionar y querría saber si me puede ayudar a …” Verás cómo la gente de la oficina de correos, de tu compañía móvil o del banco son mucho más solícitos de lo que lo habían sido nunca. Si te dan indicaciones de cómo hacer algo, repíteselas para ver si lo has entendido bien. Acaba  con una sonrisa y agradeciendo mucho su ayuda.

Ya veréis como dentro de muy poco verás un cambio tremendo no sólo en los demás, sino también en tí mismo, y ya me diréis si ese cambio ha sido a mejor.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Curso CFI de Internet avanzada

Me apunté al curso de CFI de Internet avanzada a pesar de que internet no se me da muy bien, porque una amiga de la facultad me dijo que era fácil. Lo que no me esperaba es que fuera a aprender tanto con el curso.  Acabo de crear mi primera página web y me siento tremendamente satisfecha. Tengo un par de ideas que creo que serían buenas webs y dentro de poco espero poder empezar a desarrollarlas. Aunque el curso es bastante básico, a partir de lo dado, ya puedes aprender tú solo con libros u otros cursos.

Os recomiendo que si estáis pensado en apuntaros a uno de estos cursos, además del de Word que es muy fácil y viene francamente bien, tengáis el de Internet avanzada en cuenta.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¡Feliz primavera a todos!

Después de este largo y lluvioso invierno, finalmente ha llegado la primavera y parece un buen momento para celebrar las cosas buenas que nos pasan y la vida en general. Es el momento de ir a un parque a pasar la tarde, hacer un picnic, de comprar un helado de cucurucho y apresurarse antes de que se derrita, de ir al Retiro un domingo por la tarde y bailar al ritmo de los timbales.

Es el momento de levantarse del sillón y de apagar el ordenador y de salir a disfrutar y explorar.

¡Feliz primavera!

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Es tan difícil empezar algo nuevo y tan fácil abandonarlo…

Puedes encontrar este artículo en No soy tan original.com. ¡Ven a verlo!

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La corrosión del carácter de Richard Sennett

En La corrosión del carácter, el capitalismo flexible que ataca las formas rígidas de burocracia y los males de la rutina ciega parece ser la nueva forma de subyugar al trabajador, que se ve víctima de un mundo que cambia sin que éste pueda hacer más que adaptarse o morir (figurativamente hablando).

Creo que uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta cuando se leen escritos sociológicos como éste es evaluar de forma objetiva a quién se dirige el autor y conocer su realidad, que tan diferente puede ser de la nuestra. Esto nos permite obtener conclusiones adecuadas a nuestra situación, que nos permitan aprender más sobre lo que nos rodea, y no acerca de los que pasa al otro lado del charco, casi en otro mundo.

Sennett habla acerca que cómo la nueva flexibilidad laboral regida por la reinvención continua de las instituciones, la especialización flexible y la concentración del poder sin centralización afecta a la propia estabilidad emocional de los americanos. Él entiende el trabajo desde el punto de vista protestante en el que éste dignifica al hombre (y le redime ante los poderes cósmicos). Habla de individuos tremendamente móviles tanto en su vida laboral como afectiva, desconectados de comunidad y familia. Por eso parece afectarles tanto el nuevo orden que les aleja de lo conocido y les exige grandes sacrificios en nombre de una carrera laboral de excepción que se ha convertido en el nuevo mediocre.

Sabemos que, de media, un americano cambiará 11 veces de puesto laboral en su vida. No sólo en lo referente a ascensos, sino al número de empresas en las que una persona media que resida en EEUU trabajará. Puede parecer que la lealtad va ligada al compromiso a largo plazo y que la flexibilidad forzada le impide llegar al nivel de servidumbre necesaria de antaño. Parece que se ha perdido una parte esencial del trabajo, el dominio. Lippmann lo definía como “la sustitución de la intención consciente por el esfuerzo inconsciente” y a Sennett le parece la panacea laboral.

Los sujetos descritos sufren un tipo de miedo que Fromm refería como miedo a la libertad, que les impide salir del ciclo que les obliga a cambiar de operaciones laborales cada poco tiempo y que ellos sufren como alteración del propio yo. ¿Pero acaso no somos más que seres que trabajan? ¿Carecemos de cualidades individuales ajenas al entorno laboral?

Es posible que la laxa estructura social y familiar, la convicción de que se pueden hacer amigos de forma inmediata independientemente de la edad y del entorno, de que la gente en la vida de las personas que sufren este miedo y falta de personalidad sean fácilmente reemplazables sea la verdadera fuente de los sufrimientos adjudicados al capitalismo de la nueva era. Es como si cambiar un trabajo de oficina por otro supusiera más alteración de la vida de uno que la sufrida por nuestros abuelos cuando salieron del pueblo en el que habían vivido durante generaciones para emigrar a las ciudades y trabajar en fábricas como mano de obra sustituible o en casas como servicio.

¿Acaso ese miedo no es fruto unos seres débiles y quejicas que no toman responsabilidad de las decisiones tomadas sino que son perennes víctimas de sus circunstancias? El mundo cambia rápidamente, y lo lleva haciendo ya dos o tres siglos. Las revoluciones sociales europeas, la Revolución Industrial, las Guerras Mundiales, la lucha del capitalismo y el comunismo, la libertad de las mujeres son unos pocos ejemplos de cambios tremendamente radicales que las sociedades han tenido que afrontar y superar, ¿y Sennett cree que deberíamos apiadarnos de gente con un nivel de vida líder en el mundo porque sus decisiones les han llevado a una forma de vida con la que no están plenamente satisfechos? Pues que me perdone si opino que todos deberíamos crecer un poco más y dejarnos de niñerías.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario